CLASIFICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE CLIMATIZACIÓN

CLASIFICACIÓN DE LOS SISTEMAS DE CLIMATIZACIÓN

Clasificación de los sistemas de climatización

El acondicionamiento del aire para un espacio cerrado, ya sea verano o invierno, es una preocupación constante para los usuarios. Y en consecuencia, lo que interesa saber es qué sistemas de climatización convienen según el alcance de la instalación y el fluido caloportado. Y para ello hay que repasar la clasificación actual y sus características principales, donde la instalación más frecuente de climatización, entendiendo por ello las tres variables que engloba ventilación, calefacción y refrigeración, es la unitaria.

Esta puede llevarse a cabo en un solo local mediante un aparato que genera y emite su propia energía térmica, tanto fría como de calor, por medio de conducciones y emisores de dicha energía térmica. Los casos más frecuentes son utilizar calderas de gas, eléctricas o de carbón y en el caso de la refrigeración, el conocido Split. Las deficiencias de estas instalaciones en cuanto a su alcance, presentan algunos inconvenientes derivados sobre todo, en el caso de la calefacción, en que cuando hay gas y carbón para realizar la combustión, es necesaria la entrada de aire para activar la misma, lo cual enfría el ambiente al calefactar.

Esto, unido a que los aparatos pequeños distribuidos por varias estancias tienen menor rendimiento que uno y más grande, hace que se consuma más energía, y por tanto, resulte más caro mantener la climatización. A ello se une que los aparatos unitarios no tienen un adecuado control de la humedad del aire, lo cual desemboca en ambientes secos o húmedos que no producen el óptimo bienestar que se persigue.

La opción de climatización centralizada, que bien se instala en una sola vivienda o en un edificio entero independientemente de sus dimensiones, se caracteriza por aportar calor y frío mediante. En el caso del calor, instalar una caldera y una red de tuberías que distribuye el mismo utilizando un fluido caloportador como suele ser el agua, aire o refrigerante. Al llegar a los radiadores, estos emiten el calor a los espacios cerrados donde se hayan instalado.

En refrigeración, se utilizan compresores y condensadores en el exterior y en el interior, la instalación consta de sistemas partidos, múltiples o multisplit que van tanto en pared como en techo, ocultos o visibles. Tienen mejor rendimiento que los unitarios pero tampoco controlan la humedad del aire. Según el fluido caloportado, el sistema de climatizacion agua-aire se sirve de terminales añadidos como los ventiloconductores o fancoils. Y en el caso de los sistemas todo agua también se utilizan ventiloconvectores y entra en esta clasificación el llamado suelo radiante.

Por | Enero 20th, 2017|Noticias|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario