LAS CALDERAS DE GAS MÁS EFICIENTES SEGÚN SU RENDIMIENTO Y CONSUMO

LAS CALDERAS DE GAS MÁS EFICIENTES SEGÚN SU RENDIMIENTO Y CONSUMO

Las calderas de gas más eficientes según su rendimiento y consumo

Alto rendimiento y bajo consumo energético son dos pilares básicos para elegir las calderas de gas y aprovechar el mayor número de ventajas posibles. Las instalaciones de calefacción basados en circuitos de agua cerrados suelen utilizar calderas y mayormente, de gas. Son el sistema más antiguo del mercado y se considera un método clásico frente a las renovables, por ejemplo, pero ofrecen las ventajas de resultar más sencilla su instalación y también más económica.

Sabemos que las calderas de gas son uno de los métodos más utilizados para generar climatización y utilizan como combustible el gas natural, el propano o incluso el butano que alimenta un circuito de agua caliente, el cual emitirá calor por radiadores o suelo radiante. A la hora de contar con ellas a tal fin y disponer de agua sanitaria en cualquier vivienda o local, tenemos que repasar los diferentes tipos de calderas de gas existentes en el mercado y ver las características que presentan de cara a ser la instalación por la cual nos decantemos. Las calderas de gas mixtas con las que se instalan para la climatización y el agua sanitaria, siendo las de acumulación las que permiten acumular agua caliente para estar disponible siempre pero consumen mayor energía.

Desde hace años las calderas de gas estancas estándar son las que más se han instalado hasta que las nuevas categorías les han ido desbancando, aunque no del todo. Este tipo de calderas necesitan más energía para ofrecer el máximo rendimiento al calentar agua, y este no supera el 90%, así que podemos estar ante la caldera menos eficiente. Utilizan el aire exterior para llevar a cabo la combustión dentro de una caja estanca y los gases quemados se expulsan por el conducto de evacuación al exterior por medio de un ventilador.

Las calderas de condensación ofrecen mayor rendimiento hasta situarse por encima del 105%, ya que aprovechan la energía del vapor de agua de los gases de la combustión. Sus niveles de contaminación son casi inapreciables y se adaptan muy bien a instalaciones de baja temperatura con radiadores, por lo que se hacen ideales para viviendas.

A medio camino entre las estancas y las de condensación, nos encontramos con las calderas de gas a baja temperatura, las cuales funcionan con una temperatura de agua de retorno, no de caldera, inferior a 40ºC. Son las denominadas Clase 5 o NOx, es decir, que emiten unos gases de combustión en baja cantidad de óxidos de nitrógeno y su rendimiento medio está en el 93%.

Por | Enero 20th, 2017|Categorías: Noticias|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario